Puerto

Piriapolis además de sus playas hermosas ofrece a sus visitantes un sinfín de actividades de todo tipo para realizar en las que se puede disfrutar de un entorno natural en el que se combinan el mar, los cerros, los bosques y una importante infraestructura en materia de servicios. Por ejemplo, el Puerto de Piriapolis es sin duda uno de los sitios más bonitos para pasear en familia o cono amigos. Se encuentra a espaladas del Cerro San Antonio, siendo éste otro de sus atractivos peculiares que posee el puerto.

Para quienes sean amantes de la navegación de seguro quedarán maravillados con todo lo que encontrarán en el puerto, ya que se encuentran amarradas varias generaciones juntas de embarcaciones de todo tipo, siendo muchas de ellas muy vistosas y atractivas, que sin duda alguna ameritan que cada cual se tome todo el tiempo que necesite para poder recorrer el lugar. El puerto posee capacidad para 80 barcos y fue reinaugurado en el año 1977.

Se encuentra protegido por 2 escolleras, estando en una de ellas el faro de la ciudad. En el puerto también se encuentra el famoso teleférico de Piriapolis, que permite subir y bajar el Cerro San Antonio en cuestión de unos pocos minutos mientras se disfruta de una vista panorámica única de toda la ciudad. Otro aspecto a destacar del puerto es cuando atracan las embarcaciones pequeñas que se dedican a la pesca artesanal. Allí recogen y van seleccionando el pescado delante de los turistas quienes pueden adquirirlo fresco directamente en las pescaderías del puerto, pero además, una gran cantidad de lobos marinos se ven atraídos por las sobras que tiran los pescadores, siendo  este un espectáculo imperdible.

Leave a Comment